Recomendaciones del DR. CAMAN, 30 años de experiencia


Las diferentes enfermedades relacionadas a la nariz, boca y oído detectado en la ciudad de Chimbote junto a la necesidad de un especialista que cure estos males, hizo que el reconocido Dr. Ernesto Caman Arroyo, CMP 10804 RNE 2674 (Miembro Titular de la Sociedad Peruana de Otorrinología y Cirujía Facial), se establezca en esta ciudad, aportando con sus 30 años de experiencia. 
El Dr. Caman sostiene que más del 50% de sus consultas son de personas que presentan infecciones agudas de vías respiratorias superiores, que son la principal causa de morbilidad en el país y que si no se atienden adecuada y oportunamente derivan en complicaciones que ponen en riesgo la vida. Explica que por constitución anatómica, la nariz, senos paranasales, oídos y faringe están conectados y la mayoría de ellos son espacios pequeños que fácilmente se inflaman cuando se tiene una infección viral, y si no se trata, se desencadena la infección bacteriana que es de mayor riesgo. 

Los niños menores a 5 años y los adultos mayores son los más expuestos a estas enfermedades, por tener su sistema inmunológico aún en desarrollo y debilitado respectivamente. 

El Dr. recomienda lo siguiente: 


1. La lactancia materna, para dar los nutrientes necesarios a todo ser humano.
2. Vacunar a los niños y adultos para evitar enfermedades.
3. Tener el hábito de lavarse las manos constantemente. 
4. Protegernos la boca cuando vamos a toser para no contagiar. 
5. Evitar ruidos prolongados. 

Cuando una persona se expone de forma prolongada a un nivel de ruido excesivo, nota un silbido en el oído, ésta es una señal de alarma. Inicialmente, los daños producidos por una exposición prolongada no son permanentes, sobre los 10 días desaparecen. Sin embargo, si la exposición a la fuente de ruido no cesa, las lesiones serán definitivas. La sordera irá creciendo hasta que se pierda totalmente la audición. 
Un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), considera los 70 dB (decibeles) como el límite superior deseable. 
Cuidar de la audición es un tema delicado, ya que los daños son irreversibles y al obtenerlos no se siente, por ser indoloro. Visite al doctor constantemente y siga sus recomendaciones.